T bone con cuchillo la finca

RIBEYE, T-BONE… ¿CONOCES LOS “NUEVOS” CORTES DE CARNE?

El entrecot, la chuleta o el solomillo no son los únicos reyes en cuanto a cortes de vacuno se refiere. Existen otros, muy consolidados en sus lugares de origen, que comienzan a hacerse un hueco en nuestra gastronomía.

Se trata de cortes más específicos y menos extendidos que podemos adquirir en proveedores de nivel como La Finca de Jiménez Barbero. Carne de vaca, ternera o añojo seccionada de manera que asegura una textura jugosa y llena de sabor.

Y en ello reside precisamente el gran acierto de elegir a La Finca, además de una materia prima de la mejor calidad: en el corte y la maduración de su vacuno a la carta. Tú nos transmites cuáles son tus necesidades y ellos se encargan de proporcionarte justo lo que demandas.

Estos son los “nuevos” cortes de los te que venimos hablando:

El Ribeye o Rib Eye

Su nombre procede de las palabras en inglés rib “costilla” y eye “ojo”. Un corte de procedencia norteamericana que se extrae del lomo alto de la vaca (ternera o buey en su caso). A las costillas superiores se les quita la tapa, la falda y las partes “menos nobles” quedando una pieza muy limpia y bien apreciada por ello.

El resultado es una carne más blanda y grasa, que garantiza un bocado sabroso y lleno de jugosidad. En Norteamérica, se sirve siempre sin hueso, pudiendo encontrarlo con o sin el hueso de la costilla en España.

 

Ribeye madurado en flor de vacuno de la marca Vaca Santa

 

T-bone

Uno de los cortes de vacuno más exquisitos y “especiales” que podemos encontrar en el mercado. Su nombre (también de origen anglosajón) es una referencia directa al hueso en forma de T (bone equivale a “hueso” en inglés) que resulta del corte transversal del lomo bajo del animal.

Una pieza “dos en uno” de lo más suculenta: la parte más pequeña a un lado del hueso es el solomillo y, la otra, chuleta.

t-bone-dos-primaveras-la-finca

French Rack

Corte francés, similar al de la chuleta pero sin la falda. Su particularidad reside en su parte más estética, pues deja el hueso al descubierto.

Es una carne de vacuno de excelente jugosidad, que funciona muy bien tanto a la plancha como en parrilla.

 

french rack la finca
Tomahawk

Si por algo destaca el tomahawk, además de por su impresionante sabor, es su espectacular presentación. Una pieza que toma su nombre de la forma a la que recuerda, un hacha, al dejar el hueso de la costilla al descubierto.

En su versión porcionada, se presenta como una chuleta de unos 5 centímetros de ancho y alrededor de 1-1,5 kilogramos de peso.

Además, la cantidad de grasa infiltrada que contiene, hacen de él una carne incomparable e idónea para cocinar a la brasa o barbacoa.

 

tomahawk dos primaveras la finca

Deja un comentario