Quesos La Casota en Sevilla

CONSEJOS PARA CONSERVAR EL QUESO CON TODO SU SABOR

Conocer la mejor forma de conservar nuestros quesos es de vital importancia para lograr mantener sus propiedades y poder ofrecerlos a nuestros comensales con el máximo de su textura y sabor.

Si bien cada queso responde a una forma específica de conservación en función de sus particularidades, podemos establecer unas pautas generales que nos ayudarán a decidir cuál es el ambiente más adecuado para cada uno de ellos.

 

Temperatura

La temperatura a la que conservar el queso es uno de los factores más importantes. Un ambiente más frío del recomendado puede provocar que se endurezca, se agriete o raje. Por el contrario, unas temperaturas demasiado altas pueden hacerlo sudar, convirtiéndolo en un foco para el crecimiento y desarrollo de moho.

Así, en los quesos de tapa dura, las condiciones idóneas oscilan entre los 8-12 grados, mientras que los quesos de tapa blanda se conservan mejor a temperaturas más bajasentre los 4-8 grados, siendo siempre el porcentaje de humedad óptimo del 85-90%.

En cuanto a los quesos muy blandos, frescos y quesos en crema, debido a su alto contenido de humedad que aumenta las posibilidades de crecimiento de microorganismos indeseables, deben conservarse refrigerados a una temperatura de entre 2-5 grados.

Otro aspecto al que debe atenderse son las condiciones a la hora de su consumo. Un queso refrigerado debe atemperarse con el fin de poder disfrutar de todas sus cualidades.

La temperatura ideal para consumir el queso es de entre 18-20 grados en el caso de los quesos blandos y de entre 22-24 grados para los quesos de pasta dura o semidura. Además es necesario tener en cuenta que cuanto más dura sea la pasta del queso o más grande sea su tamaño, mayor será el tiempo necesario para atemperarlo.

 

Tiempo de conservación

En general, cuanto más dura es la pasta del queso y más grasa su leche, mejor será su conservación.

Los quesos de formato pequeño, poco curados, de tapa blanda o procedentes de leches de bajo contenido graso conviene no conservarlos en frio más de 15 o 20 días.

Los quesos de cabra de pasta prensada de 1kg de peso aguantan muy bien durante 1 o 2 meses. Por su parte, los quesos de oveja de pasta prensada de 1kg de peso pueden conservarse durante varios meses.

En Picking Market somos distribuidores de quesos en Sevilla de primera calidad. Cuidamos al detalle su conservación y transporte para que lleguen a nuestros clientes en perfectas condiciones. Puedes consultar nuestro catálogo haciendo clic aquí.

Trackbacks y pingbacks

No hay trackbacks o pingbacks para este artículo.

Deja un comentario